“El comienzo de año viene siendo muy complicado”

Luego de una caída en el volumen exportado durante diciembre, las exportaciones de chips volvieron a retomar con fuerza y lograron recuperar parte del volumen que se había perdido, comenzando el año con señales poco claras y a la espera de cerrar contratos nuevos.

Durante Diciembre de 2023 las exportaciones registraron los valores más bajos de todo el año, tocando un mínimo de 38 mil BDMT y marcando un descenso de 75% en comparación al máximo volumen exportado registrado en Noviembre. Durante el comienzo del nuevo año la situación fue cambiando, para cerrar enero con un volumen 109% mayor a lo exportado durante diciembre e igual a lo exportado en igual periodo del año pasado.

Los valores promedio por unidad de exportación (US$ FOB/BDMT) registraron una perdida de US$ 10 en el promedio de los destinos, siendo mayor la caída en los chips destinados a Portugal, donde el retroceso fue de casi US$ FOB/BDMT 20. El valor total de las exportaciones durante enero, incluyendo todos los destinos, ascendión a US$ 8,1 millones.

La inestabilidad en las economías más importantes y el futuro incierto para la celulosa, sus valores y mercados hace que todavía no se hayan podido cerrar nuevos contratos y de acuerdo a lo que dijo el principal de Forestal Atlántico sur “El comienzo de año viene siendo bastante complicado, estamos cargando barcos que fueron pospuestos por parte de los compradores y hacia adelante no tenemos muy claro que va a suceder”.